sábado, 16 de mayo de 2009

Arte chino

Por su ubicación geográfica, China se mantuvo aislada del mundo que la rodeaba hasta el siglo IV d.C. A pesar de esto, produjo un arte con elementos verdaderamente originales.

En la arquitectura, emplean varios tipos de materiales, siendo lo más característico de sus construcciones los tejados llamados ting, que tienen los extremos vueltos hacia arriba. Edificaron principalmente templos (pagodas), palacios, puentes y arcos del triunfo.


Puente de Zhazhou


Palacio de la Ciudad Prohibida


Edificio en Ping Yao


Pagoda de Liuhe


La escultura china sobresalió tanto en su aspecto monumental como en el de la miniatura. Como materiales para estas obras se utilizaron piedra (en la primera) y marfil (en la segunda).


Escultura miniatura de un caballo


Esculturas de los soldados de Terracota

Una de las artes chinas más bellas y desarrolladas fue la pintura, la cual se hacía principalmente sobre seda y con la técnica de la aguada; sin embargo, también existió otro tipo llamado laca, que se trabajaba sobre cartón o madera. En cuanto a la temática, esta era por lo general naturalista, y es común ver representadas figuras humanas, animales como aves y variadas flores.

Pintura sobre seda


Pintura de flores con caligrafía china

Por último, los chinos también trabajaron con la porcelana, la cual fue utilizada para crear vajillas y en la arquitectura, en la fabricación de las grandes torres que van disminuyendo su anchura de abajo hacia arriba.

Ánfora de porcelana


Jarrón de porcelana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada